Los procesos de hospitalización tienen en algunas ocasiones efectos colaterales pese a solucionar la enfermedad que motiva el ingreso, sobre todo en personas mayores. Así, miles de pacientes hospitalizados con COVID-19 van a sufrir un importante deterioro funcional tras su estancia en el hospital, muchos de los cuales no conseguirán recuperarse completamente. Pero podemos (y debemos) hacer algo al respecto.

Accede a tu cuenta

Accede a tu cuenta

Disfruta la newsletter de Fissac

Recibe todos las publicaciones de Fissac en tu email y no te pierdas ningún artículo.

*No enviamos spam, prometido.