Los supervivientes de cáncer pediátrico tienen mayor riesgo de mortalidad asociado a una peor forma física

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Los tratamientos contra el cáncer pediátrico han mejorado considerablemente en las últimas dos décadas, como refleja un incremento en la supervivencia global de la enfermedad, situándose en torno al ~80%. Pese a ello, los largos supervivientes de cáncer pediátrico (más de 5 años desde el diagnóstico) están expuestos a un mayor riesgo de mortalidad prematura y de efectos negativos a corto y largo plazo como consecuencia de la enfermedad y de los tratamientos, algunos de los cuales son especialmente cardiotóxicos, como es el caso de las antraciclinas y de la radioterapia torácica. Como consecuencia, los supervivientes de cáncer pediátrico están en riesgo de intolerancia al ejercicio a una edad relativamente joven. Esto es especialmente importante, ya que la forma física es el principal indicador de salud y longevidad.

Un estudio recientemente publicado en la revista de la Sociedad Americana de Oncología Clínica ha comparado la prevalencia de intolerancia al ejercicio en 1041 largos supervivientes de cáncer pediátrico (con más de 10 años desde el diagnóstico y una media de edad de 35 años) frente a la de 285 sujetos que no habían tenido la enfermedad y la asociación entre la intolerancia al ejercicio (determinada como alcanzar <85% VO2pico esperado para su edad y sexo en una prueba de esfuerzo) y la mortalidad (1). Los supervivientes fueron además divididos atendiendo a si habían recibido tratamientos cardiotóxicos (antraciclinas y/o radioterapia torácica) o no.

Los resultados mostraron que los supervivientes que se trataron con terapias cardiotóxicas tuvieron un VO2pico de 25.74 ml/kg/min, mientras los que no de 26.82 ml/kg/min. Por el contrario, los controles sanos presentaron un VO2pico de 32.69 ml/kg/min. Además, aquellos supervivientes que recibieron terapias cardiotóxicas mostraron mayor intolerancia al ejercicio (64%) que los que no (56%). Los controles tuvieron un 26%. Después de un seguimiento de 4 años, 21 (3.3%) de los supervivientes con intolerancia al ejercicio fallecieron, mientras que solamente 3 (0.7%) de los que no la tuvieron lo hicieron (p=0.007) (lo que resulta en un hazard ratio de 3.9 en aquellos con intolerancia al ejercicio comparado con los que no la tienen).

En definitiva, los largos supervivientes de cáncer pediátrico con una edad media de 35 años poseen valores de VO2pico similares a los de personas de 70 y 80 años. Además, se vuelve a confirmar que el VO2pico es un importante predictor de mortalidad en esta población, al asociarse la intolerancia al ejercicio con el riesgo de mortalidad. Por lo tanto, los supervivientes de cáncer pediátrico en general, pero especialmente aquellos con intolerancia al ejercicio, deberían ser incluidos en programas de entrenamiento supervisados por especialistas con el fin de mejorar su forma física.


REFERENCIA

  1. Ness, K. K., Plana, J. C., Joshi, V. M., Luepker, R. V., Durand, J. B., Green, D. M., … & Hudson, M. M. (2020). Exercise intolerance, mortality, and organ system impairment in adult survivors of childhood cancer. Journal of Clinical Oncology, 38, 29-42.

Ahorra tiempo y mantente actualizado

Descubre la suscripción de Fissac+

Recibe cada semana artículos e infografías de las últimas investigaciones para aprender de forma sencilla y práctica. Y además, webinars, cursos y la revista Fissac+ Magazine.

Puedes pausar o cancelar tu suscripción cuando quieras.

No Hay Comentarios
Comentarios a: Los supervivientes de cáncer pediátrico tienen mayor riesgo de mortalidad asociado a una peor forma física

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Artículos en Fissac

    Accede a tu cuenta