Tus bacterias intestinales… ¡También entrenan!

El ejercicio físico, a través de mecanismos moleculares aún desconocidos, es capaz de mejorar la salud cardiometabólica del ser humano. Nuestro intestino está habitado por trillones de bacterias que forman la flora intestinal. Diferentes estudios han demostrado que estos pequeños cohabitantes que existen en nuestro intestino son capaces de influir en nuestra salud metabólica, ya sea mejorándola o empeorándola. Pero, ¿realmente el ejercicio físico puede modificar la composición y función de las bacterias que habitan nuestro intestino? ¿Podrían estos efectos beneficiosos ser transferidos a través de trasplantes de heces?

Para seguir leyendo únete a Fissac+

Hazte soci@ de Fissac y aprende con rigor científico con los audio-artículos, webinars y Fissac Magazine

Ahorra un 40%

Si eres socio de Fissac+ podrás acceder de forma ilimitada a:

– Más de 700 Artículos Premium

– Más de 100 Audio-artículos

– Acceso a todos los números de Fissac Magazine

– Acceso a todos los Webinars y Masterclass

Newsletter Semanal con las últimas novedades

Si has leído este artículo, quizás te interese...

¡Bienvenid@ de nuevo!

Nos alegramos de verte por aquí.

Inicia sesión para acceder a tu cuenta

Elige tu plan en Fissac+

Te esperamos en el lado oscuro

Hazte socio y disfruta de todo el contenido de Fissac+

Más conocimiento por menos

40%

Puedes cancelar cuando quieras.

4 meses gratis en tu suscripción anual

Anual · 59,99€ 96,00€ /año

Todo el contenido de Fissac+

Mensual · 1€ / primer mes

Después 7,99 EUR /mes

Puedes cancelar tu suscripción cuando quieras, aunque esperamos que te quedes;)