La inactividad física aumenta el riesgo de sufrir 35 enfermedades crónicas

A pesar de que aglutinar 35 enfermedades bajo un mismo disparador puede sonar descabellado, cada vez se tiene más evidencia de que una de las principales causas de las enfermedades crónicas que asolan al mundo desarrollado es el balance energético positivo derivado de la inactividad física y el exceso de ingesta calórica.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Uno de los principios que gobiernan nuestra salud es el de que “aquello que no se usa, se atrofia”. El correcto funcionamiento de nuestros tejidos y órganos depende en gran parte de que exista un equilibrio homeostático que ayude a preservar su estructura y función. En este sentido, el balance energético es uno de los principales factores que determinan la salud de nuestros sistemas, ya que, si a lo largo de nuestra vida mantenemos un balance energético positivo de manera crónica, es decir, ingerimos más calorías de las que gastamos, se establece un estado que modifica por completo la función original de nuestros tejidos. La acumulación de grasa en diferentes órganos crea un caldo de cultivo que promueve un estatus pro-inflamatorio de bajo grado que puede desencadenar una degeneración sistémica.

Por ello, la inactividad física se convierte en uno de los mayores problemas de salud del siglo XXI. Si la población no se mueve, sus órganos envejecen de manera prematura. Si el flujo energético necesario para preservar la homeostasis de los órganos disminuye, comienza una cascada de señalización que si se mantiene en el tiempo incrementa el riesgo de sufrir hasta 35 enfermedades crónicas (1). A pesar de que aglutinar 35 enfermedades bajo un mismo disparador puede sonar descabellado, cada vez se tiene más evidencia de que una de las principales causas de las enfermedades crónicas que asolan al mundo desarrollado es el balance energético positivo derivado de la inactividad física y el exceso de ingesta calórica. Por lo tanto, el ejercicio físico se convierte en un factor clave para mantener la salud de nuestro organismo, ya que impacta de lleno en el balance metabólico.

Además, el músculo durante el ejercicio, como órgano endocrino, es capaz de establecer un diálogo cruzado con el resto de órganos mediante la secreción de unas proteínas llamadas miocinas, las cuales promueven un estado anti-inflamatorio que mejora la sensibilidad a la insulina, la función endotelial, aumenta la lipólisis, disminuye la grasa visceral, etc. En cambio, el sedentarismo induce una serie de cambios en el organismo que se traducen en una peor salud metabólica. Esto puede convertirse en un círculo vicioso, ya que una persona que no se mueve, acelera sus procesos de degeneración sistémica, tiene peor capacidad cardiorrespiratoria y menor fuerza muscular, lo que hace que moverse sea cada vez más difícil. De esta manera, si se sigue el camino contrario, el ejercicio podría revertir esa concatenación de acciones. El movimiento y un estilo de vida saludable pueden romper este círculo vicioso y reducir el riesgo de sufrir diversas enfermedades crónicas.

Figura 1. La inactividad física aumenta el riesgo de sufrir enfermedades crónicas.


Referencia:

  1. Booth, F. W., Roberts, C. K., Thyfault, J. P., Ruegsegger, G. N., & Toedebusch, R. G. (2017). Role of inactivity in chronic diseases: evolutionary insight and pathophysiological mechanisms. Physiological reviews97(4), 1351-1402.

Ahorra tiempo y mantente actualizado

Descubre la suscripción de Fissac+

Recibe cada semana artículos e infografías de las últimas investigaciones para aprender de forma sencilla y práctica. Y además, webinars, cursos y la revista Fissac+ Magazine.

Puedes pausar o cancelar tu suscripción cuando quieras.

No Hay Comentarios
Comentarios a: La inactividad física aumenta el riesgo de sufrir 35 enfermedades crónicas

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Artículos en Fissac

    Accede a tu cuenta