Dolor lumbar en trabajadores de oficina: 6 estrategias para prevenirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

1. Definición y prevalencia 

El dolor lumbar es una alteración multifactorial con una alta prevalencia. La mayoría de la población sufre dolor lumbar en algún momento de su vida, problema que conlleva un alto impacto en la calidad de vida de las personas y su entorno, así como un alto coste a nivel sanitario (Gomes-Neto et al., 2017; Wewege, Booth y Parmenter, 2018; Bontrup, et Al., 2019). 

El dolor lumbar es la alteración que mayor discapacidad produce a nivel global con una incidencia de un 9,4% mundial. Más del 85% de las personas que lo sufren son diagnosticadas con dolor lumbar crónico inespecífico. 

En personas mayores de 40 años ocasiona un alto impacto psicosocial provocando cuadros de estrés, ansiedad, depresión, catastrofismo y baja satisfacción laboral (Wewege, Booth y Parmenter, 2018). Supone la tercera causa que genera un sentimiento de incapacidad en los trabajadores (Bontrup, et Al., 2019). 

Además, si el dolor lumbar permanece durante un tiempo prolongado sin ser tratado, puede convertirse en dolor lumbar crónico, el cual afecta a un 5-10% de la población mundial (Meucci, Fassa, Muller, & Faria, 2015). 

En la sociedad actual, el estilo de vida sedentario está presente en nuestras vidas tanto si nos referimos al entorno laboral como a un entorno de ocio. El sedentarismo supone uno de los mayores problemas de salud pública a nivel mundial relacionado con multitud de patologías metabólicas y estructurales (Bontrup, et Al., 2019; Blair, 2009). La prevalencia en cuanto a patologías y/o alteraciones estructurales como sería el dolor lumbar es mayor en trabajadores de oficina (Bontrup, et Al., 2019; Waongenngarm, Areerak y Janwantanakul, 2018). 

Es de importancia destacar que permanecer un tiempo prolongado en posición sentado genera un aumento del estrés mecánico sobre diferentes estructuras como son las diferentes articulaciones de la columna vertebral, los ligamentos y discos intervertebrales, la musculatura encargada de estabilizar la columna y mantener la posición estática, etc. También se originan cambios en la hidratación de las articulaciones así como en la hidratación de los discos intervertebrales con un descenso de la misma debido a la carga compresiva estática derivada de la posición (Waongenngarm, Areerak y Janwantanakul, 2018). 

Así mismo, cabe destacar la gran importancia de detectar los principales factores de riesgo y mecanismos de lesión, con el objetivo de mejorar la calidad de las personas que lo sufren y de prevenir el riesgo de padecer esta dolencia. 

2. Estrategias para la prevención

El ejercicio físico programado y adaptado a cada persona es una herramienta eficaz para prevenir el dolor lumbar (Searle, Spink, Ho, & Chuter, 2015). 

Las estrategias que presentamos generan diferentes beneficios sobre las personas que sufren dolor lumbar, entre ellas encontramos la reducción del dolor, la mejora de la fuerza y de la función muscular y la mejora del estado emocional, conllevando todo ello una mayor calidad de vida para la persona y un menor sentimiento de incapacidad en su día a día (Owen, et al., 2020). 

A continuación, presentamos una propuesta adaptada de ejercicios para la prevención del dolor lumbar ​(Owen, et al., 2020): 

1. Ejercicios basados en la mejora del control motor de la musculatura implicada en la estabilidad de la columna vertebral. 

2. Ejercicios orientados a la mejora de la fuerza muscular. 

Las estrategias propuestas en el video están orientadas a mejorar el control motor, entendido como la mejora de la estabilidad lumbopélvica y una serie de ejercicios selectivos para incrementar la fuerza de músculos específicos relacionados con el dolor lumbar. 

Haciendo referencia al incremento de la fuerza, destacamos la activación y fortalecimiento de la musculatura glútea. La ciencia nos dice que tanto el glúteo mayor como el glúteo medio pueden estar limitados en cuanto a capacidad de activación en personas con dolor de espalda baja (Amabile et al., 2017; Penney et al., 2014). 

Los ejercicios orientados a mejorar la estabilidad lumbopélvica ayudan a prevenir y reducir el dolor lumbar (Dülger et al., 2017; Searle et al., 2015). El dolor lumbar lleva implícito cambios en el control y coordinación de la musculatura del tronco produciendo una función alterada de la musculatura encargada de estabilizar la columna ante diferentes acciones del día a día. 

El transverso del abdomen, uno de los principales estabilizadores del tronco, interviniendo en el incremento de presión intraabdominal cuando se presentan cargas externas (Hodges, Cresswell, Daggfeldt, & Thorstensson, 2001), tiende a estar débil en personas con dolor lumbar (Unsgaard-tøndel et al., 2012), perdiendo su capacidad para estabilizar el tronco. 

Para ello, se proponen ejercicios orientados a la mejora del control motor y coordinación de la musculatura profunda del abdomen (transverso del abdomen, multífidos, oblicuo interno, suelo pélvico …) a través de ejercicios donde las demandas de fuerza son bajas para conseguir el predominio de esta musculatura profunda sobre la musculatura más superficial (recto anterior del abdomen, por ejemplo) (Gomes-Neto et al., 2017). 

El trabajo de la estabilidad lumbopélvica se basará en ejercicios en los que predomine la necesidad de activación de la zona central o CORE, con el fin de mantener la postura de manera estable ante diversas perturbaciones.


Referencias:

  1. Amabile, A. H., Bolte, J. H., & Richter, S. D. (2017). Atrophy of gluteus maximus among women with a history of chronic low back pain. PLoS ONE,12(7),1–12.h​ ttps://doi.org/10.1371/journal.pone.0177008 
  2. Bontrup, C., Taylor, W. R., Fliesser, M., Visscher, R., Green, T., Wippert, P. M., & Zemp, R. (2019). Low back pain and its relationship with sitting behaviour among sedentary office workers. ​Applied ergonomics,​ 81,102894. 
  3. Gomes-Neto, M., Lopes, J. M., Conceicao, C. S., Araujo, A., Brasileiro, A., Sousa, C., … & Arcanjo, F. L. (2017). Stabilization exercise compared to general exercises or manual therapy for the management of low back pain: a systematic review and meta-analysis. ​Physical therapy in Sport,​ 23,136-142. 
  4. Hodges, P. W., Cresswell, A. G., Daggfeldt, K., & Thorstensson, A. (2001). In vivo measurement of the effect of intra-abdominal pressure on the human spine. Journal of Biomechanics, 34(3), 347–353. https://doi.org/10.1016/S0021-9290(00)00206-2 
  1. Owen, P. J., Miller, C. T., Mundell, N. L., Verswijveren, S. J., Tagliaferri, S. D., Brisby, H., … & Belavy, D. L. (2020). Which specific modes of exercise training are most effective for treating low back pain? Network meta-analysis. British journal of sports medicine,54(21), 1279-1287. 
  2. Saragiotto, B. T., Maher, C. G., Yamato, T. P., Costa, L. O., Costa, L. C. M., Ostelo, R. W., & Macedo, L. G. (2016). Motor control exercise for chronic n o n ‐ s p e c i f i c l o w ‐ b a c k p a i n . Co c h r a n e D a t a b a s e o f S y s t e m a t i c R e v i e w s , ( 1 ) . 
  3. Sihawong, R., Janwantanakul, P., & Jiamjarasrangsi, W. (2014). A prospective, cluster-randomized controlled trial of exercise program to prevent low back pain in office workers. ​European spine journal​, ​23(4), 786-793. 
  4. 8. Searle, A., Spink, M., Ho, A., & Chuter, V. (2015). Exercise interventions for the treatment of chronic low back pain: A systematic review and meta-analysis. of randomised controlled trials. Clinical Rehabilitation, 29(12), 1155–1167.h​ ttps://doi.org/10.1177/0269215515570379 
  5. Vanti, C., Andreatta, S., Borghi, S., Guccione, A. A., Pillastrini, P., & Bertozzi, L. (2019). The effectiveness of walking versus exercise on pain and function in chronic low back pain: a systematic review and meta-analysis of randomized trials. Disability and rehabilitation​, 41​(6), 622-632. 
  6. Waongenngarm, P., Areerak, K., & Janwantanakul, P. (2018). The effects of breaks on low back pain, discomfort, and work productivity in office workers: A systematic review of randomized and non-randomized controlled trials. ​Applied ergonomics,​ 68​, 230-239. 
  7. Wewege, M. A., Booth, J., & Parmenter, B. J. (2018). Aerobic vs. resistance exercise for chronic non-specific low back pain: A systematic review and meta-analysis. ​Journal of back and musculoskeletal rehabilitation​, ​31​(5), 889-899. 

Ahorra tiempo y mantente actualizado

Descubre la suscripción de Fissac+

Recibe cada semana artículos e infografías de las últimas investigaciones para aprender de forma sencilla y práctica. Y además, webinars, cursos y la revista Fissac+ Magazine.

Puedes pausar o cancelar tu suscripción cuando quieras.

No Hay Comentarios
Comentarios a: Dolor lumbar en trabajadores de oficina: 6 estrategias para prevenirlo

    Artículos en Fissac

    Accede a tu cuenta

    El regalo que estabas buscando. regala ciencia y conocimiento.