Realizar ejercicio, más importante que otros factores de riesgo tradicional en la lucha contra el COVID-19

La comunidad científica alerta de que pueden aparecer nuevas pandemias en los próximos años. Por lo tanto, hemos de estar preparados y tomar medidas que puedan garantizar la salud pública. En este sentido, el ejercicio físico ha demostrado aumentar espectacularmente la supervivencia frente al COVID-19 y podría ocurrir igual frente a futuros virus.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Audio-artículo. Duración 7 minutos y 37 segundos.

Tras la epidemia por el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (conocido como SARS) de 2003, que causó la muerte de más de 800 personas en todo el mundo (1)  se empezó a advertir sobre la necesidad de tomar medidas para hacer frente a la posibilidad de que el SARS u otros virus procedentes de animales o de laboratorios pudieran volver a aparecer si se daban las condiciones para ello. Más de 10 años después y tras millones de muertes por la actual pandemia del COVID-19, ha quedado demostrado que los países y sus dirigentes no tomaron las medidas necesarias para hacer frente a una emergencia de la que se venía advirtiendo 13 años antes. Sin embargo, el problema parece no acabar aquí, ya que, como vuelven a  alertar los científicos, existen grandes probabilidades de que se produzcan nuevas pandemias después de la que estamos sufriendo actualmente (2). Y si la tendencia sigue su curso y se mantiene la inacción de los gobiernos, habrá que apelar nuevamente al compromiso individual y será en gran parte responsabilidad de cada uno de nosotros desarrollar nuestro propio ‘sistema de defensa’. Como ya hemos visto en anteriores ocasiones, la realización de ejercicio físico como parte de un estilo de vida activo y el mantenimiento de una buena capacidad cardiorrespiratoria y fuerza muscular podría protegernos frente a la severidad del COVID-19 y, por tanto, quizá ante futuros virus.

Gracias a una investigación realizada en el Hospital Clínico San Carlos (Madrid) y liderada por el Dr. Julián Pérez-Villacastín, se han comprobado los beneficios de mantenerse físicamente activo ante la posibilidad de padecer COVID-19 (3). El estudio analizó la influencia de la realización de ejercicio físico en la evolución de aquellos que habían contraído la enfermedad. Para ello, dividieron a 522 pacientes (entre 18 y 70 años) en dos grupos de acuerdo con su nivel de actividad física previo a la hospitalización: sedentarios y activos. Los resultados son contundentes y señalan que las personas que hacen ejercicio regularmente tienen hasta 8 veces mayor probabilidad de sobrevivir al COVID-19 que las que siguen un estilo de vida sedentario (una tasa de mortalidad de 1,8% vs 13,8%). Sin embargo, lo sorprendente no termina aquí. Y es que algo tan o más llamativo que el que los sedentarios tengan un mayor riesgo de muerte, es que cuando los autores analizaron todos los factores asociados con la mortalidad por COVID-19, encontraron que el sedentarismo fue el que más afectó, incluso en mayor medida que la edad, fumar o padecer enfermedad renal (Figura 1). En cuanto a otras medidas relacionadas con la gravedad de la enfermedad, el grupo de los pacientes que habían sido activos precisó menos tiempo de hospitalización (7 vs 8 días) y menos tratamiento con corticosteroides, además de tener una tasa menor de síndrome de respuesta inflamatoria sistémica, fallo renal o pulmonar en comparación con el grupo de pacientes sedentarios.

Figura 1. Influencia de la edad, la enfermedad renal, el sedentarismo y el tabaco sobre el riesgo de mortalidad por COVID-19 (3).

La obesidad y la velocidad al caminar en el pronóstico del COVID-19

La obesidad es otros de los grandes factores relacionados con el estilo de vida que puede jugar un importante papel en el pronóstico de la enfermedad. Un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses ha encontrado que, entre los casi 150.000 adultos que recibieron un diagnóstico de COVID-19, los pacientes con sobrepeso u obesidad tuvieron una mayor probabilidad de necesitar ventilación mecánica, mientras que la obesidad fue un factor de riesgo de hospitalización y mortalidad por COVID-19, especialmente entre los adultos menores de 65 años (4). En este caso, la velocidad al caminar, íntimamente relacionada con la forma física y la fragilidad, podría ser determinante en la evolución del COVID-19, con independencia del peso corporal. Es lo que refleja un estudio realizado entre más de 400.000 pacientes con COVID-19 pertenecientes al UK Biobank (5). Así, las personas que andan despacio son las que tienen mayor riesgo de desarrollar síntomas graves e, incluso, morir, independientemente de su índice de masa corporal. Como vemos en la Figura 2, una persona con obesidad que anda rápido tiene más del doble de riesgo de mortalidad por COVID-19 que una persona con normopeso y que camina rápido. Lo llamativo es que aquellas personas con normopeso pero que andaban lento tuvieron 3,75 veces más de riesgo de mortalidad. Por lo tanto, la mítica frase de James Dean ‘Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver’ parece ser todo lo contrario en la actual situación y aquellos que viven despacio podrían ser los que murieran antes.

Figura 2. Asociación de la velocidad al caminar y el índice de masa corporal sobre la mortalidad por COVID-19 (5).

Conclusiones

En base a las alertas de la comunidad científica sobre la posibilidad de que se produzcan nuevas pandemias, los ciudadanos hemos de estar preparados y adoptar medidas preventivas. Por ejemplo, seguir un estilo de vida que nos haga ser más resistentes a factores externos como pueden ser las infecciones por un potencial nuevo virus. Tomando como ejemplo el actual coronavirus, la realización de ejercicio físico para mantenernos en forma, así como una buena alimentación y un descanso adecuado sentarían las bases para un buen estado de salud. Por lo tanto, las políticas de salud pública encaminadas a la promoción de hábitos saludables son de obligado cumplimiento por parte de todos los gobiernos, y aquellos que no las lleven a cabo estarán menoscabando la salud de sus ciudadanos, con el riesgo que ello conlleva para la salud y la economía globales.


Referencias:

1.        Cheng VCC, Lau SKP, Woo PCY, Kwok YY. Severe acute respiratory syndrome coronavirus as an agent of emerging and reemerging infection. Clin Microbiol Rev. 2007;20:660–94. 

2.        Simpson S, Kaufmann MC, Glozman V, Chakrabarti A. Disease X: accelerating the development of medical countermeasures for the next pandemic. The Lancet Infectious Diseases. 2020;20:e108–15.

3.        Salgado-Aranda R, Pérez-Castellano N, Núñez-Gil I, Orozco AJ, Torres-Esquivel N, Flores-Soler J, et al. Influence of Baseline Physical Activity as a Modifying Factor on COVID-19 Mortality: A Single-Center, Retrospective Study. Infect Dis Ther. 2021;Mar 14.

4.        Kompaniyets L, Goodman AB, Belay B, Freedman DS, Sucosky MS, Lange SJ, et al. Body Mass Index and Risk for COVID-19–Related Hospitalization, Intensive Care Unit Admission, Invasive Mechanical Ventilation, and Death — United States, March–December 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2021;70(10).

5.        Yates T, Razieh C, Zaccardi F, Rowlands A V., Seidu S, Davies MJ, et al. Obesity, walking pace and risk of severe COVID-19 and mortality: analysis of UK Biobank. Int J Obes. 2021;Feb 26.

Accede a más de 500 artículos, Fissac Magazine, Webinars, Cursos y mucho más...

Mensual

Prueba Fissac+

Aprovecha para ver todo el contenido

1€ /primer mes

Después 6,99€ /mes

Anual

Ahorra 4 meses

La opción mas economica

49,99€ /año

Ahorra con la suscripción anual

Puedes pausar o cancelar tu suscripción cuando quieras.

Accede a tu cuenta

Marzo 2021

5ebe0c177493b

María Blasco

La lucha entre la inmortalidad y el cáncer

Febrero 2021

kilian_avatar

Kilian Jornet

Rompiendo los límites del ser humano

Enero 2021

Carlos López Otín

Las claves del envejecimiento

Noviembre 2020

Foto perfil

Íñigo San Millán

De estudiar el cáncer a ganar el Tour

¡Bienvenid@ de nuevo!

Nos alegramos de verte por aquí.

Elige tu plan en Fissac+

Te esperamos en el lado oscuro

Hazte socio y disfruta de todo el contenido de Fissac+

Mensual · 1€ / primer mes

Despues 6,99 EUR /mes

Anual · 49,99€ /año

Todo el contenido de Fissac +

Puedes cancelar tu suscripción cuando quieras, aunque esperamos que te quedes;)