Golpear el balón con la cabeza puede aumentar el riesgo de daño cerebral

Un nuevo estudio publicado en The New England Journal of Medicine concluye que los jugadores de fútbol retirados tienen 3 veces más riesgo de muerte por enfermedades neurodegenerativas que la población general.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ya hemos comentado en anteriores ocasiones los daños cerebrales que pueden sufrir los futbolistas por los golpes repetidos al balón con la cabeza. Este hecho se relaciona con el término concussion –conmoción cerebral-, el cual hace referencia a una pérdida temporal de la función cerebral provocada por un traumatismo, relacionándose su exposición repetida con el desarrollo de trastornos neurodegenerativos a largo plazo (1).

Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine ha ido más allá (2). El estudio, que ha contado con el apoyo de la federación inglesa de fútbol y del sindicato de jugadores profesionales, comparó la mortalidad en 7676 exfutbolistas profesionales con la de 23028 no deportistas, observándose que los primeros tenían 3 veces más riesgo de muerte por enfermedades neurodegenerativas que la población general. Así, la mortalidad por enfermedad neurodegenerativa fue la principal causa de muerte, representando el 1,7% de las muertes de los exfutbolistas frente al 0,5% de las de los no deportistas. Además, se encontró que, después de ser futbolista, el riesgo de sufrir Alzheimer es cinco veces mayor, de esclerosis lateral amiotrófica cuatro veces mayor y de Parkinson el doble . Por otra parte, analizando los medicamentos que son recetados entre los futbolistas retirados, se halló que estos tenían una probabilidad 5 veces más alta de tomar fármacos indicados para la demencia que los no deportistas.

No obstante, no todas iban a ser malas noticias para los futbolistas, ya que también se encontró que tienen un menor riesgo de mortalidad por enfermedades no neurológicas con respecto a la población general y que, hasta los 70 años, la mortalidad por cualquier causa es menor que en los controles, siendo mayor solo a partir de entonces entre los futbolistas retirados.

Pese a estos resultados, y como venimos hablando en artículos anteriormente publicados en Fissac, los beneficios del deporte de alto rendimiento sobre la salud han sido ampliamente descritos, reflejados por ejemplo con un 40% menor riesgo de mortalidad por cáncer y un 27% menor por enfermedad cardiovascular en comparación con la población general (3). Por tanto, es recomendable el seguimiento de la salud neurocognitiva en futbolistas, así como en el resto de practicantes de deportes de contacto en general. Finalmente, y como advierten los responsables de la investigación, estos resultados extraídos de datos de futbolistas profesionales no se pueden extrapolar a los amateurs o a quienes juegan al fútbol por diversión.


Referencias:

  1. Hay, J., Johnson, V. E., Smith, D. H., & Stewart, W. (2016). Chronic traumatic encephalopathy: the neuropathological legacy of traumatic brain injury. Annual Review of Pathology: Mechanisms of Disease, 11, 21-45.
  2. Mackay, D. F., Russell, E. R., Stewart, K., MacLean, J. A., Pell, J. P., & Stewart, W. (2019). Neurodegenerative disease mortality among former professional soccer players. The New England Journal of Medicine, 381, 1801-8.
  3. Garatachea, N., Santos-Lozano, A., Sanchis-Gomar, F., Fiuza-Luces, C., Pareja-Galeano, H., Emanuele, E., & Lucia, A. (2014). Elite athletes live longer than the general population: a meta-analysis. Mayo Clinic Proceedings, 89, 1195-1200.

Ahorra tiempo y mantente actualizado

Descubre la suscripción de Fissac+

Recibe cada semana artículos e infografías de las últimas investigaciones para aprender de forma sencilla y práctica. Y además, webinars, cursos y la revista Fissac+ Magazine.

Puedes pausar o cancelar tu suscripción cuando quieras.

No Hay Comentarios
Comentarios a: Golpear el balón con la cabeza puede aumentar el riesgo de daño cerebral

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Artículos en Fissac

    Accede a tu cuenta