La luz, fundamental para mantener la salud de nuestro cerebro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El número de horas de luz altera el comportamiento de muchas especies, incluida la nuestra. Este fenómeno se denomina estacionalidad. Por ejemplo, se ha visto que en períodos en los que hay menos luz, las personas tienden a moverse menos, disminuye su apetito sexual y tienen una mayor necesidad de dormir. 1,2

Neurotransmisores como la serotonina, cuyos niveles se encuentran reducidos en personas que tienen estrés o depresión, se alteran en función de las horas de luz. En invierno disminuye el turnover de serotonina, mientas que aumenta en verano3. Otro factor muy importante para la homeostasis del cerebro es el BDNF, un factor neurotrófico que regula funciones asociadas al crecimiento y a la supervivencia neuronal.

Un estudio4 llevado a cabo en los Países Bajos analizó la concentración de BDNF en sangre (asumiendo que reflejan las concentraciones en el sistema nervioso central) de 2,851 personas a lo largo de un año con el objetivo de ver si tiene también un comportamiento estacional. Los resultados mostraron una estacionalidad en las concentraciones de BDNF: aumento en la primavera y el verano, y disminución en otoño e invierno. Además, los investigadores vieron una relación entre las horas de luz y la variación de BDNF entre meses. A mayor número de horas de luz, mayores eran los niveles de BDNF.

Estos resultados refuerzan la importancia del sol en la regulación de nuestros ritmos circadianos. Ver el sol podría ayudarnos a mantener nuestro cerebro más sano.


REFERENCIAS

  1. Kasper, S., Wehr, T. A., Bartko, J. J., Gaist, P. A. & Rosenthal, N. E. Epidemiological findings of seasonal changes in mood and behavior. A telephone survey of Montgomery County, Maryland. Arch. Gen. Psychiatry 46, 823–833 (1989).
  2. Wehr, T. A. & Rosenthal, N. E. Seasonality and affective illness. Am. J. Psychiatry 146, 829–839 (1989).
  3. Lambert, G. W., Reid, C., Kaye, D. M., Jennings, G. L. & Esler, M. D. Effect of sunlight and season on serotonin turnover in the brain. Lancet (London, England) 360, 1840–1842 (2002).
  4. Molendijk, M. L. et al. Serum BDNF concentrations show strong seasonal variation and correlations with the amount of ambient sunlight. PLoS One 7, e48046–e48046 (2012).
Colaborador
No Hay Comentarios
Comentarios a: La luz, fundamental para mantener la salud de nuestro cerebro

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Accede a tu cuenta