Uso de mascarillas durante el ejercicio ¿cómo nos afecta?

La mascarilla ha supuesto un cambio radical en nuestras vidas y, junto con las llaves de casa y el teléfono móvil, se ha convertido en algo imprescindible cuando vamos a salir de casa. Uno de los pocos momentos en los que podemos estar sin ella es cuando hacemos ejercicio al aire libre, pero las últimas medidas pueden hacer cambiar muy pronto esa tendencia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Me comentaba hace unos meses un amigo que estaba preparándose las pruebas físicas para unas oposiciones que, de su grupo de entrenamiento, solo él utilizaba mascarilla durante los entrenamientos y que, tras unos primeros días de adaptación a entrenar con ella, no había notado ninguna caída en su rendimiento ni sus tiempos eran peores con respecto a los que marcaban sus compañeros sin mascarilla. 

Su uso ha generado una gran polémica entre la población. Y a pesar de que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades recomendara que todas las personas, enfermas o sanas, la utilizaran siempre que fuera difícil mantener una distancia de al menos 2 metros con otras personas, el que no haya sido respaldada de manera unánime por países y organismos ha alimentado todo tipo de teorías en contra de la necesidad de llevar mascarilla. Desde los primeros meses de la pandemia se viene barajando la posibilidad de que el virus pueda infectar a personas a través de pequeñas partículas que podrían permanecer en el aire durante horas (1). Un hecho que ha confirmado una reciente investigación, no revisada por pares y no publicada aún, sugiriendo que el SARS-CoV-2 sigue siendo infeccioso mientras viaja por el aire (2). Aunque se ha convertido en una medida impositiva por el comportamiento incívico de una pequeña parte de la población, parece sensata la recomendación de llevar mascarilla – colocada de forma correcta – que se está realizando por parte de las principales instituciones para frenar la propagación del virus. Y así quedó reflejado en una revisión sistemática con meta-análisis publicada recientemente en Lancet (3) y sobre la que escribimos un completo artículo.

A pesar de esto, ciertas afirmaciones, preferentemente en redes sociales, de que las mascarillas pueden causar hipoxia o reducción de oxígeno en sangre con el consiguiente riesgo para la salud han ganado fuerza, “otorgándose” de razones para no llevarla aquellos que están en contra de su uso. Sin embargo, los resultados hallados por un nuevo estudio publicado en la prestigiosa JAMA han derrumbado este mito al encontrar que no se producen signos de disminución de la saturación de oxígeno por el mero hecho de llevar mascarilla, al menos en personas mayores realizando actividades cotidianas en su hogar (4). Así, por más que les duela a algunos, parece que llevar puesta una mascarilla no va a hacer que se mareen, ni les va a dificultar la respiración ni, por supuesto, va a poner en riesgo su salud.

Seguridad del uso de mascarillas durante la práctica deportiva

Uno de los pocos momentos en los que estamos exentos de llevarla es durante la práctica deportiva por lo que muchos encuentran ese momento como una válvula de escape para prescindir de su uso. De hecho, la Organización Mundial de la Salud dentro de sus recomendaciones advertía en el mes de junio que no es conveniente llevarla mientras hacemos ejercicio porque podría dificultar la respiración. Sin embargo, esta teoría ha sido ahora descartada por una investigación que analizó los efectos fisiológicos de llevar una mascarilla quirúrgica o una N95 (filtran hasta el 95% de las partículas suspendidas en el ambiente) durante una sesión de ejercicio intenso (5). Los 16 sujetos incluidos realizaron una prueba incremental máxima en cicloergómetro en 3 ocasiones: i) sin mascarilla; ii) con mascarilla quirúrgica; y, iii) con mascarilla N95. Los resultados corroboraron que realizar ejercicio intenso con mascarilla es seguro. Así, se halló tan solo un ligero incremento en la presión parcial de CO2 con la N95, siendo más marcado a medida que aumentaba la carga, mientras que no se obtuvieron diferencias entre realizar la prueba sin mascarilla o con alguna de las dos mascarillas para el resto de las variables (frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, presión arterial, saturación de oxígeno y tiempo hasta el agotamiento) (5). 

Uso de mascarillas para el rendimiento deportivo

Otra de las razones esgrimidas para no utilizar la mascarilla durante la práctica deportiva es el posible efecto perjudicial en el rendimiento. A pesar de que existen todavía pocos estudios que hayan evaluado el rendimiento con mascarilla, algunos arrojan luz sobre esta cuestión sugiriendo que el rendimiento no se ve afectado. Así lo confirma un estudio recientemente publicado en el que investigadores canadienses sometieron a 14 jóvenes a un test incremental en cicloergómetro hasta la extenuación bajo 3 condiciones: i) sin mascarilla; ii) con mascarilla quirúrgica; y, iii) con mascarilla de tela (6). Nuevamente se observó que realizar ejercicio hasta el agotamiento con mascarilla – quirúrgica o de tela – es seguro. Y, además, parece no afectar al rendimiento, al no haber diferencias sobre el tiempo hasta la extenuación, sobre la potencia pico desarrollada durante la prueba, ni sobre la oxigenación de la sangre o de los músculos, la percepción subjetiva del esfuerzo o la frecuencia cardíaca en ningún momento durante las pruebas (6). 

Apoyando el uso de la mascarilla durante la práctica de ejercicio se ha expresado también un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencias de la Salud de Yamanashi (Japón) (7). Los autores evaluaron los efectos de realizar una prueba máxima en cicloergómetro con o sin mascarilla quirúrgica en 6 jóvenes sanos que, a pesar de reportar un mayor disconfort por su uso, no mostraron diferencias en las variables relacionadas con la función cardiopulmonar (tiempo por encima del umbral anaeróbico, potencia, consumo de oxígeno y ventilación) (7). Sin embargo, otro estudio realizado en personas jóvenes y sanas analizó también los efectos fisiológicos de realizar una prueba máxima bajo 3 condiciones (sin, con mascarilla quirúrgica y con N95) concluyendo que el uso de mascarilla sí afecta a la ventilación, a la capacidad cardiorrespiratoria y a la comodidad, especialmente con las N95 (8). Es importante remarcar, sin embargo, que este estudio ha generado una gran polémica entre diferentes investigadores que han puesto en entredicho la metodología y la interpretación de los resultados de este estudio (9, 10).   

Ante tal controversia, solo cabe esperar que la ciencia siga arrojando luz sobre si realmente es eficaz el uso de la mascarilla durante la realización de ejercicio y aparezcan nuevas investigaciones respondiendo a dudas que nos planteamos los ciudadanos como, por ejemplo, cómo de efectiva es una mascarilla sudada para prevenir la infección o qué efectos puede tener su uso durante el ejercicio en personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria, dado que los estudios hechos hasta ahora son en población sana.

Conclusiones

Es decisión de cada uno de nosotros usar o no la mascarilla mientras hacemos ejercicio, pero hay que ser consciente de que llevar una mascarilla no es solo por tu salud, sino que también puede significar una menor propagación del virus, ya que este se puede transmitir incluso cuando no presentamos síntomas (lo que se conoce como asintomático) o antes de presentarlos. De ahí la imperiosidad de que, cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad o en espacios públicos masificados, llevemos mascarilla la mayor parte del tiempo posible, incluyendo durante la realización de ejercicio. Para terminar, siempre me gusta poner el mismo ejemplo: si los niños son capaces de llevarla durante horas de clase sin quitársela prácticamente para nada, ¿no vamos a poder hacerlo nosotros que, supuestamente, somos más maduros y responsables? Por cierto, mi amigo felizmente superó las pruebas físicas y el resto de las pruebas de acceso y ha aprobado las oposiciones. 


Referencias:

1. Bourouiba L. Turbulent Gas Clouds and Respiratory Pathogen Emissions: Potential Implications for Reducing Transmission of COVID-19. JAMA. 2020;323(18):1837-1838.

2. Jasmin S Kutter JS, de Meulder D, Bestebroer TM, Lexmond P, Mulders A, Fouchier RAM, Herfst S. SARS-CoV and SARS-CoV-2 are transmitted through the air between ferrets over 2 more than one meter distance. BioRxiv preprint doi: https://doi.org/10.1101/2020.10.19.345363.

3. Chu DK, Akl EA, Duda S, Solo K, Yaacoub S, Schünemann HJ, et al. Physical distancing, face masks, and eye protection to prevent person-to-person transmission of SARS-CoV-2 and COVID-19: a systematic review and meta-analysis. Lancet. 2020;395(10242):1973–87.

4. Chan NC, Li K, Hirsh J. Peripheral Oxygen Saturation in Older Persons Wearing Nonmedical Face Masks in Community Settings. JAMA. 2020. Online Ahead of Print.

5. Epstein D, Korytny A, Isenberg Y, Marcusohn E, Zukermann R, Bishop B, Minha S, Raz A, Miller A. Return to training in the COVID-19 era: The physiological effects of face masks during exercise. Scand J Med Sci Sports. 2020. Online ahead of print.

6. Shaw K, Butcher S, Ko J, Zello GA, Chilibeck PD. Wearing of Cloth or Disposable Surgical Face Masks has no Effect on Vigorous Exercise Performance in Healthy Individuals. Int J Environ Res Public Health. 2020;17(21):E8110.

7. Otsuka A, Komagata J, Sakamoto Y. Wearing a surgical mask does not affect the anaerobic threshold during pedaling exercise. J Human Sport and Exerc. 2020. Online ahead of print.

8. Fikenzer S, Uhe T, Lavall D, Rudolph U, Falz R, Busse M, Hepp P, Laufs U. Effects of surgical and FFP2/N95 face masks on cardiopulmonary exercise capacity. Clin Res Cardiol. 2020. Online ahead of print.

9. Petru R, Ochmann U, Nowak D. Letter to the editors referring to Fikenzer S, Uhe T, Lavall D, Rudolph U, Falz R, Busse M, Hepp P, Laufs U. (2020). Effects of surgical and FFP2/N95 face masks on cardiopulmonary exercise capacity. Clin Res Cardiol. 2020. Online ahead of print.

10. Hopkins SR, Stickland MK, Schoene RB, Swenson ER, Luks AM. Effects of surgical and FFP2/N95 face masks on cardiopulmonary exercise capacity: the numbers do not add up. Clin Res Cardiol. 2020. Online ahead of print.

Ahorra tiempo y mantente actualizado

Descubre la suscripción de Fissac+

Recibe cada semana artículos e infografías de las últimas investigaciones para aprender de forma sencilla y práctica. Y además, webinars, cursos y la revista Fissac+ Magazine.

Puedes pausar o cancelar tu suscripción cuando quieras.

Hay comentarios sobre este artículo
Comentarios a: Uso de mascarillas durante el ejercicio ¿cómo nos afecta?
  • Avatar
    11 noviembre, 2020

    Desde el inicio de la pandemia, este ha sido un tema polémico. Pero más alla de los apasionamientos que le restan valor a esta discusión, creo que es una discusión que aún tiene para un largo recorrido. Los estudios que hasta ahora tenemos dan indicios que las pequeñas diferencias entre hacer ejercicio con o sin mascarilla no son significativas, aunque algunos tienen resultados contradictorios. Por ejemplo el que hizo el Dr. Pifarre y colaboradores aqui en Barcelona: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666506920300250?via%3Dihub

    Mi duda es si el efecto del uso de la mascarilla como el aumento de EtCO2, la disminución de SatO2 (resultado en otros estudios), el mayor uso de músculos respiratorios, etc podría tener un efecto más bien beneficioso? Algo así como las \»training mask\» que se comercializan desde hace unos años (supuestamente para simular entrenamiento en altura).

    Respuesta
    • Javier S Morales Rojas
      11 noviembre, 2020

      Hola, Julio. Muchas gracias como siempre por tu comentario. Es cierto que hay gente que habla sobre un posible efecto simulador de la apnea y que podría mejorar, por ejemplo, la función respiratoria por una necesidad de aumentar la frecuencia. Todo lo que suponga un estrés al cuerpo, si se maneja bien puede generar una adaptación. Lo que no sabemos es si sería suficiente ese estímulo. Quizá podría hacer algo, pero aún es pronto para saberlo.

      No dejes de seguir participando y dejando tus comentarios. Muchas gracias, Julio.

      Un saludo cordial.

      Respuesta
  • Avatar
    11 noviembre, 2020

    Por cierto, llama la atención, viendo la gráfica 1 del estudio de la referencia 6, que los tiempos hasta la extenuación usando las mascarillas, en 6 de de los participantes, fueron superiores que cuando no las usaban.

    Respuesta

Escribe un comentario sobre este articulo.

Artículos en Fissac

Accede a tu cuenta

El regalo que estabas buscando. Estas navidades regala ciencia y conocimiento.